martes, 30 de diciembre de 2014

2014

Este año
me propuse pintar mi vida
con la brocha en una mano
y en la otra el corazón,

y mantener las ideas vivas,

la sonrisa despierta,
el amor creciente,
la mente atenta.

 
Hiperdulce, así parece,
mas hubo hieles y dolores...
no son todos iguales los colores .
Yo no elijo la paleta pero veo
un cuadro que pacientemente he armado,
con la brocha en una mano
y en la otra
el corazón.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Renacer

 El secreto del fénix es confiar en su alma de ave, que solo toma lo necesario, que del aire hace canción y del cielo hace su reino.
 El secreto del fénix es confiar en su alma de fuego, que siempre se mueve, que todo lo devora y todo lo transforma, que siempre cambia pero siempre es fuego.

sábado, 8 de noviembre de 2014

Seré

Voy a ser la luz
de mil lámparas
la fuerza de mil huracanes
el sentir en mil pieles.

Voy a ser el rompiente sobre las rocas.

Abriré los caminos,
cantaré las canciones,
forjaré mil espadas para vencer mil dragones.

Voy a ser la calma
del vencedor
y la perseverancia del vencido.

Voy a ser la gota sobre la piedra.

Abriré los caminos,
cantaré las canciones,
y reiré con la alegría de un niño
(mientras los monstruos perecen
en los lugares oscuros
a los que pertenecen).

Voy a ser lo que puedo llegar a ser si soy lo que quiero ser.




lunes, 27 de octubre de 2014

El arte de perder cosas



Siempre he admirado a los verdaderos artistas. De entre todas las disciplinas artísticas, debo admitir, me resulta particularmente interesante el arte de perder cosas. Mucha gente las hay que pierde sus cosas constantemente de formas que carecen de un sentido estético: “¡Uy, perdí el celular!” dice, para luego cometer el error que el conocedor del arte considera fatal; “Se me habrá caído en el colectivo”, agrega quitando todo el misterio. Tras esto, se compra un celular nuevo y continúa con su vida.
 Por otro lado, los verdaderos artistas de la perdición se manejan de otros modos. Para empezar, sus historias suelen estar al límite de lo inverosímil, lo increíble. Esta característica suele ser destacada meta-reflexivamente mediante frases armadas que agregan, a su vez, verosimilitud: “La realidad supera la ficción”, “no vas a creer lo que me pasó”, o “ciertamente lo que te digo no es batata”.
 Esto es importante para entender que el arte de perder cosas está constituido en gran parte por el arte (y la parte no es menor que el todo) de contar. Lo que quiere decir que no hay verdadero artista perdedor sin público (en general también perdido). O, en otras palabras, son todos chamulleros y necesitan a alguien a quién versear.
 Además, existe el problema de la materia. ¿Qué es conveniente perder? Y, también, ¿cómo es conveniente perder esa/s cosa/s?
 Un profesional no se deja seducir por los objetos sencillos: llaves, celulares, encendedores, púas de guitarra, monedas, y un hijo en la playa son trivialidades sin peso en el mundo artístico. Más difícil es perder cosas gigantes, enormes, visibles para cualquiera.
 En los tiempos que corren, la tendencia más marcada en los círculos de vanguardia es la de dejar ir oportunidades. Y no oportunidades cualquiera, sino que reúnen las características mencionadas: son fantásticas, increíbles, gigantes, y difíciles de perder. Y, como buen artista, la explicación que dará para justificar esta historia deberá estar a la altura: quizá, por ejemplo, arguyendo que es culpa de otro (algún artista más capacitado al que se quiera dejar mal parado) el no poder aprovechar su momento.
 Eso, y no la falta de atención o de coraje, es el arte de perder.    

viernes, 10 de octubre de 2014

Ropa

 La ropa se me rebeló, y escapó del reino de mi cuarto. Los joggins se aliaron con las zapatillas y salieron a correr por el país a lo Forrest Gump cercenado. Mientras, los buzos hacen honor a su nombre y se sumergen en las profundidades del océano. Las medias, que siempre quisieron ser enteras, se juntaron con los guantes y aún debaten si deben ser una mano con pie o un pie con mano. Las remeras aprendieron a cazar el viento en sus cuerpos, y se fueron volando envidiadas por los calzoncillos, que no se atrevieron a unirse al desacato.
 La ropa se me rebeló y yo, desnudo, quiero rebelarme también.



Mayo 2013

martes, 7 de octubre de 2014

Es aire

Te vi llorar una madrugada
de notas sucias y bondis llenos.
El miedo pudo moderar
                                   mis palabras.

Te perdí  y nunca te tuve.
Porque claro, otros ganaban las carreras
que yo corría distraído.

De entre todas
                      fuiste una más.
Pero es tu rostro el que recuerdo hoy.

¿Qué queda de las palabras
más que el golpe, la caricia, o el destello?
Todo lo demás es aire.



feb. 14

jueves, 2 de octubre de 2014

Pelotas

Una pelota
dos pelotas
tresmilmillonesnovecientascuarentaycincomilsetecientasveintres con cincuenta pelotas,

rodando cuesta abajo en el monte.



martes, 16 de septiembre de 2014

son nuestras prop..

son nuestras propias canciones
lo que nos condena
o nos libera

las palabras que dije ayer
son hoy verdades corriendo con el viento
algunas susurran otras mueven hojas
otras mueven mundos

sigo buscando el nombre del silencio
una verdad eterna
una luz en este mar de ruido y caos

estaqueado
con plomo en los ojos
sigo buscando el nombre del silencio

no lo encuentro
canto una vez más

sábado, 30 de agosto de 2014

acá ahora soy estoy

 Hoy las paredes explotaron. Yo ya no sé de barreras ni de asfixias. Hice saltar los ladrillos por el aire uno a uno, viendo el dibujo que me regalaba el sol al llegar al piso por entre los huecos. Viéndome a mí reflejar el sol. Viéndome a mí tomar la luz.
 Hoy no sé de jaulas ni prisiones. Bailo. Canto. Salto. Y soy solo la alegría que siento. Hoy las paredes explotaron.
 Es que las palabras ya no entran en las hojas. Una sola palabra, cualquiera, es más grande y más eterna que cualquier papel y cualquier tinta. Más grande que cualquiera. Y por eso las paredes explotaron.
 Es que las canciones son mas profundas que cualquier oído. Pero llegan a mí igual, y por eso las paredes explotaron.
 Es que te quiero, y me gusta quererte, y te quiero querer. Y por eso las paredes explotaron.
 Es que los colores son pasado y son futuro, y son más presente que el presente, y por eso las paredes explotaron. Hoy las paredes explotaron, y veo el horizonte. 

 Hoy las paredes explotaron. Y yo acá ahora soy y estoy ante el infinito.

martes, 29 de julio de 2014

Canción de medianoche de un lunes de julio


Sé que es muy duro renacer.
Sé que es muy duro volver a creer.

He muerto tantas veces ya
que sé que puedo volver a empezar.

Sé que aunque te pierda te vuelvo a encontrar.
Sé que el infinito se puede alcanzar.

He muerto tantas veces ya
que sé que puedo volver a empezar.

He muerto tantas veces ya...
Creo que es hora de resucitar.

Quiero encontrarte una vez más.
Quiero encontrarme, quiero ir más allá.

He muerto tantas veces ya...
Quiero encontrarme, quiero ir más allá.


domingo, 15 de junio de 2014

miércoles, 7 de mayo de 2014

Vencer a la siesta

Una lista de contactos sin tacto
zumbando ideas huecas
y gastadas.

Galería de sonrisas y caretas
y caridad
hacia las mascotas abandonadas.

Hace falta que digas verdades,
que las digas y las sientas.
Derrotar a la siesta propia
y a la delirancia ajena y
empezar de una vez
a hacer
la
diferencia.

lunes, 14 de abril de 2014

Luna roja

Todos los poetas
y los compartidores de facebook
preparan sus lágrimas para vivir
desde hoy la maravilla
de la luna roja de mañana,
que se olvidarán de ver
concentrados en sus monitores.

sábado, 12 de abril de 2014

Artificial

Os ruego me disculpeis,
pues hoy quise escribir mi auténtico yo,
mas mis palabras sonaron artificiales.

¿Y que mejor manera de ir al este,
si el camino está impedido,
que yendo hacia el oeste del oeste?

Os ruego me disculpeis
si uso colorante en lugar de color,
pero hoy mis palabras me sonaban ajenas.

viernes, 11 de abril de 2014

Un alud

¿Cuantas piedras hacen falta
(¿dos, mil, un millón?)
para que arranque este alud?

este alud en el que cada piedra
choca y hace ruido sin detenerse,
y cada una lleva en su interior la fuerza
del conjunto

este alud que no cae,
que trepa montañas, que mueve soles

este alud que da nueva vida
al universo


jueves, 10 de abril de 2014

La primera

Solo la primera palabra
desemboca en las demás.
Antes que ella está
                             el impulso
la electricidad, el vértigo, la voluntad,
el inexplicable deseo, un instante
de luz que crea lo que ilumina.

martes, 8 de abril de 2014

domingo, 16 de marzo de 2014

Tinta

Antes podía pasar por tinta
mis palabras
sin sentir que manchaba las hojas.
Solo las emebellecía.

Antes podía pasar por tinta
mis ideas
sin sentir que el tiempo se moría.
Y así eran eternas las horas.

Hoy el viento, ¡hasta el viento!,
me lleva lo que digo,
y las estrellas, y las puertas,
y los bichos de debajo de las piedras.

Ya olvidé por que dejé de escribir un día.
Por eso hoy tomo mi birome...


domingo, 23 de febrero de 2014

Aproximación

De
 como antes                  ,
                las cosas cambiaron cuando

 Un día
            de                  para todos
los                   .

 Claro que

                               aunque solo para
 los árboles.

 Y            corrió entre                       te           cerca.

  Me regalaste
                       horas de días sin           .
Jugando a
                                 del amor.

 A las                del
        perdida    
                      siempre.


 Yo recordé
                            sonrisas.

Y el agua corrió entre nosotros pero te tenía cerca.




jueves, 13 de febrero de 2014

Quieto



Lo abrazo y me abraza,
con su vacía mirada,
sus garras que desgarran,
su boca sin palabras.

Ni llora ni sonríe,
sentado sólo observa.
Aunque el tiempo le pide,
no hay forma que se mueva.

Quieto en paciente espera
le pido que me hable
cuando él mi sueño vela.

Tirando a tierra un cable,
mi mente ideas besa
de irme, de alejarme

de mi osito de felpa.

jueves, 6 de febrero de 2014

Ya

Fui dueño de una gran ingenuidad
que, como toda ingenuidad,
estaba siempre en alquiler.

Miraba a toda esa gente
que se cola en la fila del bondi
(pero llegaba al mismo tiempo la que subía primero
y la que subía después).

Miraba a toda esa gente y con mi ingenuidad 
llegué a pensar que se podía hacer algo ya, para cambiar.
Pero la ingenuidad se pierde una sola vez, como la virgnidad.

Después de que me trataron mal,
una dos y mil veces, solo por sonreir...
perdí mi ingenuidad.

Y ahora, despierto,
sigo pensando que hay que hacer algo
ya
para cambiar.

domingo, 2 de febrero de 2014

El invento



 Quería maravillarla. Primero le daría un regalo único, fantástico, y después le declararía su amor. Y no por nada era inventor: iba a crear un objeto realmente mágico.
 .
 Durante días trabajó sin descanso. Su única paga  fueron las pequeñas tristezas presentes y las inmensas alegrías futuras que tiene el enamorado que espera. Puso la última pieza y observó satisfecho el resultado: el ave mecánica era perfecta.
 .
 El día siguiente sería el indicado. Fue a su habitación a tomar un merecido descanso, cometiendo el gravísimo error de dejar la ventana abierta. Al despertar, se encontró con que el ave había desaparecido.
.
 Cuando me contó su historia, el inventor me dijo que se la habían robado. Yo prefiero creer que el ave mecánica salió volando, y que recorre aún el mundo buscando su canto.